Si estás leyendo este artículo, probablemente seas una mujer expat y estés experimentando la vida en el extranjero. Tal vez quieras saber más sobre el acompañamiento psicológico online con una psicóloga multicultural, multilingüe y con experiencia que entienda por lo que estás pasando.

Así que voy a aprovechar la oportunidad para que sepas quién soy, qué hago, cómo lo hago y quiénes son mis clientas.

Puedes verlo todo aquí en este vídeo (en inglés)

Acompañamiento Psicológico Online para Mujeres Expat.

Soy Gabriela Encina, licenciada en psicología y expat.

Llevo más de diez años viviendo en el extranjero, y desde 2013 apoyo a mujeres expatriadas de todo el mundo para que aprendan a vivir la vida internacional que desean y merecen.

Es decir, adquirir herramientas y encontrar sus recursos internos para:

-mejorar la relación consigo mismas y con sus seres queridos

-regular sus emociones

-tomar las mejores y más sabias decisiones para sus vidas

-priorizarse a sí mismas

¿Cómo?

A través del Acompañamiento Psicológico Online. Desde 2018 ofrezco Acompañamiento Psicológico Onliney trabajo con mujeres de diferentes continentes, diferentes zonas horarias, diferentes orígenes.

Mi Acompañamiento Psicológico Online es:

– práctico

– orientado a la solución

– centrado en el presente

Trabajo principalmente con TCC (Terapia Cognitiva Conductual), TAC (Terapia de Aceptación y Compromiso), Estrategias de Coaching y un enfoque Humanista-Holístico.

¿Quiénes son mis clientas?

Mujeres internacionales ambiciosas, inteligentes, capacitadas y conscientes de su salud mental que se enfrentan a algunos desafíos que se desencadenan o exacerban por su vida en el extranjero.

Algunos ejemplos:

– disminución de la confianza en sí mismas y su autoestima

– problemas para establecer límites

– conflictos en sus relaciones multiculturales

– malentendidos familiares

– soledad

– ansiedad

– burn-out

Mi enfoque de Acompañamiento Psicológico Online.

Trabajo con un marco que he desarrollado y perfeccionado a lo largo de mis más de ocho años de experiencia ofreciendo Acompañamiento Psicológico a mujeres expat.

3 Pasos.

Identificar:

¿Qué sientes?

¿Cuándo? ¿Por qué?

En la primera etapa, trabajaremos juntas en tu autoconocimiento y tu situación actual.

Examinaremos tus valores, tu propósito y tus prioridades, ya que a partir de ahí podrás tomar las decisiones que necesitas para acercarte a donde quieres estar.

Sin una base sólida, ¿cómo podrías tomar las decisiones correctas?

Conectar:

Una vez que descubras tus bases, pondremos el foco en tus emociones y pensamientos para que conectes con ellos.

Esta conexión te ayudará a entender las emociones difíciles y a desafiar los pensamientos no útiles y perjudiciales para saber lo que realmente quieres y lo que es mejor para ti y tu vida en el extranjero.

Esto nos dará la información que necesitamos para elaborar una estrategia y un plan de acción, que se apoyará en una base sólida para que los cambios que hagas sean sostenibles en el tiempo.

Avanzar:

Es el momento de pasar a la acción.

En esta fase, sabremos con qué herramientas cuentas, cuáles funcionan y cuáles no.

Tendremos nuevas estrategias y estableceremos objetivos que te motivarán, te darán un propósito y un sentido de dirección.

De este modo, tomarás las riendas de tu vida expat, la adaptarás a tus necesidades y brillarás como te mereces.

Mis sesiones de Acompañamiento Psicológico Online duran hasta 1 hora; puedes ver todos los detalles en mi sitio de sesiones online aquí
Después de eso, puedes reservar una consulta gratuita de 30 minutos, para que podamos averiguar si somos el ajuste correcto para iniciar tu proceso de Acompañamiento Psicológico Online.

Hablo inglés, hablo español y hablo alemán; así que si hablas con fluidez uno de estos idiomas, ¡contáctame!

¡Toma las riendas ahora y vive una vida internacional plena y feliz, estés donde estés, te dirijas donde te dirijas!

¿Todavía no estás segura de dar el siguiente paso? ¡Comprueba los testimonios de mis clientas que viven la vida en el extranjero que quieren!

Estoy contigo,
Gabriela