Hay tantas emociones y fases por las que pasamos viviendo en el extranjero, por no hablar de los retos de la vida expat. Como psicóloga expat, veo muchos problemas comunes y compartidos.

En este blog, quiero compartir mi perspectiva como psicóloga expat sobre algunas de las cosas comunes que veo como retos en la vida expat, y en lo que es crucial centrarse para crecer y disfrutar de tu vida en el extranjero.

En la vida expat hay tanto belleza como desafíos. El objetivo siempre es vivir la vida al máximo, porque te lo mereces.

Abrazar el presente como expat

Mi enfoque preferido, la terapia cognitivo-conductual (TCC), prioriza las soluciones prácticas en torno a estrategias orientadas al presente y al futuro.

Creo que es importante prestar atención al presente en lugar de pensar en el pasado o mirar demasiado hacia el futuro.

A veces, para los expats, se trata del pasado y de una comparación o de desear estar 10 pasos por delante de uno mismo esperando que esa única cosa cambie.

Ya sabes, cuando estamos tristes somos nostálgicos y nos centramos en el pasado, en lo bonito que era y en lo perfecto que era todo en casa.

Tendemos a ignorar nuestro presente o incluso a descuidarlo porque anhelamos demasiado algo.

Por eso, como psicóloga expat, mi enfoque es práctico, orientado a las soluciones y centrado en el presente.

Cómo afrontar los desafíos de la vida expat: La perspectiva de una psicóloga

Somos una montaña rusa de emociones, aprovéchalas

En las primeras etapas de la vida expat sentirás toda una montaña rusa de emociones. Estás descubriendo muchas cosas sobre ti mismo y sobre el lugar en el que vives ahora, sobre un nuevo trabajo y sobre un nuevo idioma.

Todo es nuevo y lo estás procesando todo. Tu cerebro casi se colapsa de información. Es totalmente normal sentirse como «Dios mío, ¿qué estoy haciendo aquí?», y al día siguiente, «Dios mío, es tan perfecto. Nunca me iré», y de nuevo, el día después es «no, estoy deprimido. No tengo amigos».

Eso está bien.

Lo importante como expat es que aceptes lo que sientes en el presente y lo abraces.

Está bien decir que hoy no me siento muy bien. Me siento triste. Echo de menos a mi madre, a mis amigos, el olor de mi ciudad. Está bien echar de menos todo eso.

Cuando trabajo con clientes, una parte importante es reconocer y utilizar estas emociones como valiosas fuentes de información.

Sin embargo, es crucial no dejar que definan por completo nuestra identidad.

Al reconocer y aceptar nuestras emociones sin dejar que nos dominen, podemos centrarnos en el presente y dar pasos prácticos hacia el crecimiento personal y la felicidad.

Si insistimos en las distorsiones cognitivas, pueden introducirse en nosotros y empezar a creer que nuestras emociones son lo que somos. Si estoy triste, soy una persona triste. Si siento envidia, soy una persona envidiosa. Eso es una distorsión cognitiva y no es la realidad en absoluto.

Cuando reconoces que echas de menos algo y te sientes triste, deberías intentar centrarte en el ahora y en lo que vas a hacer aquí para sentirte mejor mientras reconoces que echas de menos tu casa o que te sientes mal, enfadado, frustrado, envidioso o celoso.

Estás normalizando los altibajos y validando las emociones que experimentas.

Reconocer que las emociones no se pueden controlar, pero sí los comportamientos ante ellas, es liberador y energizante.

Las emociones no son ni buenas ni malas. Tienen algo que decirnos, tienen un propósito y nos proporcionan información. Sentirse triste o enfadado tiene un objetivo o un propósito. Mi trabajo es empoderarte y proporcionarte la herramienta para llegar a esa información.

Cómo afrontar los desafíos de la vida expat: La perspectiva de una psicóloga

Apropiarse de la experiencia expat

Para los expats en las primeras etapas de su viaje, esta montaña rusa de emociones que pueden experimentar, las fluctuaciones entre la emoción y la duda son completamente normales.

Aceptando estos sentimientos y reorientando su atención hacia el presente, los expats pueden superar los retos a los que se enfrentan con mayor eficacia.

Desafía tus pensamientos negativos, reconoce su futilidad y su impacto perjudicial en tu bienestar emocional.

Al comprender y aceptar sus emociones, replantear los pensamientos negativos y abrazar el presente, los expats pueden apropiarse de su experiencia y afrontar los retos con mayor resiliencia.

Cómo afrontar los desafíos de la vida expat: La perspectiva de una psicóloga

El poder de mi acompañamiento psicológico – Se trata de permanecer en el presente

Con mi doble formación como psicóloga y coach, he adquirido una perspectiva única sobre las diferencias entre los enfoques del coaching y la psicología en lo que respecta al apoyo a los expats.

Con mi enfoque combino estrategias de la terapia cognitivo-conductual (TCC) y del coaching, concentrándome en la importancia de centrarse en el presente y el futuro en lugar de detenerse en el pasado.

¿Por qué?

Bueno, en realidad el origen de todos los problemas es dirigir nuestra atención al pasado o a un futuro demasiado lejano, e ignorar el presente. Siempre deseando estar 10 pasos por delante de donde estamos, o poder retroceder 10 pasos.

Si estás afrontando los retos de la vida expat, no estás solo. He trabajado con más de 400 expats que han experimentado retos similares. Como psicóloga expat mi experiencia ofrece un valioso apoyo a las personas en todas las etapas de su viaje de expatriación y le dará la confianza para seguir adelante en su vida expat, disfrutando de ella al máximo.

¿Quieres ver cómo puedo ayudarte? ¡Revísalo aquí!

Reserva una consulta gratuita de 30 minutos conmigo y trabajemos juntas para reducir y prevenir los conflictos que surgen en tus relaciones con tus seres queridos. ¡Hazlo aquí!

¿Todavía no estás segura de dar el siguiente paso? ¡Comprueba los testimonios de mis clientas o reserva tu cupo en mi Workshop (en inglés) para decirle adiós a las creencias limitantes de tu vida en el extranjero!

Estoy contigo,
Gabriela

Si eres una mujer expat que quiere vivir una vida internacional feliz, exitosa y realizada, Gabriela es la Psicóloga y Mentora que necesitas.

Ella te ayuda a recuperar la confianza en ti misma y a diseñar tu vida expat en tus propios términos. Gabriela tiene más de 20 años de experiencia profesional, habla 3 idiomas (a veces en una sola frase, ¡como tú!) y ha apoyado a más de 400 expatriados a superar la ansiedad y el burnout, a construir relaciones significativas y a disfrutar de su vida internacional, estén donde estén, vayan donde vayan.

Gabriela asesora a mujeres expatriadas en español, inglés y alemán.